La importancia de tener definido un nicho de mercado

Cuando vas a iniciar un negocio, este es uno de los primeros temas que tienes que tener claros.

Muchas de mis alumnas cuando les pregunto ¿a quién vas a vender tus productos o servicios?, me dicen a todo el mundo ¡claro!

Déjame decirte que este es un gran error.

Pareciera que al tener mucho público objetivo venderás mucho más, pero esto no es así.

El gran público es el campo de batalla donde se pelean las grandes empresas, que tienen mucho dinero para gastar en conseguir que les compren a ellos.

Supongo que no es tu caso. (ni el mío 🙂 ).

Si además los otros competidores están ocupados tratando de vender sus productos a todos. ¡Mejor!

Tienes la oportunidad para especializarte y resolver lo que los generalistas no ofrecen.

Dentro de todas mis lecturas, en el libro de Raimon Samsó La clase emergente de los expertos, he leído una frase que aplico siempre en mi negocio y trasmito a mis alumnas.

Es mucho más rentable ser un pez grande en una pecera pequeña, que un pez pequeño en un gran océano.

Es decir, lo primero que debes resolver sería:

¿Quieres, ser la mejor de un pequeño mercado, o una pequeña competencia en un gran mercado?

Yo sin duda te digo que elijas la primera opción.

 

Pero, ¿Qué es un nicho de mercado?

 

Una definición sin grandes tecnicismos, de lo que es un nicho de mercado podría ser:

Son grupos de personas que comparten características y necesidades similares, a los que les puedes ofrecer tu producto o servicio, de forma muy específica.

Porque los conoces mucho, sabes qué es lo que necesitan y lo que tu producto o servicio resuelve.

El tener un nicho de mercado, te especializa en soluciones a su medida, cosa que otros competidores, difícilmente puedan hacer, porque no tienen tu “ingrediente secreto”.

En definitiva, es un grupo de gente con unas características homogéneas y un problema en común, con el que tú les puedes ayudar.

 

¿Cómo definir tu nicho de mercado?

 

Para poder conectar muy bien con tus futuros clientes pregúntate:

¿Quiénes son tus clientes ideales?

¿Te sientes súper a gusto con ese segmento de personas?

¿Les puedes aportar algo que marque la diferencia?

Esto tiene que ver con tus capacidades y conocimientos, pero sobre todo con tu pasión.

Por ejemplo, por mis capacidades y conocimientos, podría estar vendiendo servicios tecnológicos a empresas, pero esto ya lo hice muchos años y no me apasiona.

Sin embargo, ayudar a otras mujeres transmitiendo mi experiencia en el empredizaje on-line, me hace disfrutar, al ver convertirse sus proyectos en realidades 2.0.

Es decir si solo piensas en el bolsillo (y no digo que no hay que pensar en el bolsillo) no estarás brindando lo mejor y eso .. se nota.

Para poder llevar adelante un proyecto, que prospere y sea sostenible, lo tienes que hacer desde el corazón, desde la pasión por lo que ofreces.

Conectada con clientes que te inspiren.

 

Empieza por conocerte a ti misma.

Enumera tus valores.

Piensa y hazte preguntas.

¿Cuáles son las cosas más importantes para ti?

¿Cuáles son los objetivos que quieres conseguir?

¿Por qué quieres tener un negocio en la red?

¿Cómo te gustaría que te reconocieran?

¿Cómo te ves dentro de 5 y dentro de 10 años?

Estas preguntas te ayudarán a definir mejor tu persona y por ende tu negocio.

Porque imagínate, si te apasionan el arte, la belleza, lo placentero de la vida, te será muy difícil vender repuestos para electrodomésticos ¿no crees?, aun así, si lo consiguieras, seguramente no te haría muy feliz..

Define tus pasiones

¿Qué es lo que te gusta hacer, hasta  tal punto que no te cuesta nada hacerlo?

¿Qué quisieras cambiar o mejorar en tu entorno o en  el mundo?

¿Cuáles son tus fortalezas?

Lo que mejor se te da.

¿Por qué cosas te gustaría destacar y que te conocieran?

Lo que te apasiona es lo que hará a diferencia de tu negocio, es tu punto especial que solo tú podrás aportar a tus productos o servicios.

Verificar que haya clientes interesados

Claro que además de hacer lo que mejor se te da y te apasiona, tendrás que encontrar al grupo de gente que esté dispuesto a pagar por tus productos o servicios.

Para ello define muy bien sus características, cuanto más conozcas sobre tu cliente ideal mejor será.

Define su edad, sexo, dónde vive, su nacionalidad, su estado civil, si tiene hijos, de qué edad, si tiene mascota.

¿Qué puntos te unen con tu cliente ideal?

¿Cuáles son sus problemas?

¿En qué les puedes ayudar?

Todas estas preguntas te ayudarás a conectar mucho mejor con tus potenciales clientes y resolver problemas muy concretos, cubrir sus necesidades.

 

En conclusión

Tu nicho de mercado debe unir, lo mejor de ti con las necesidades de un grupo muy específico de personas.

Empieza con este ejercicio y consúltame tus dudas.

 

 

Pin It on Pinterest

Share This

Una guía con las claves para convertirte en emprededora digital

Revisa tu correo

Sé emprendedora digital

Verifica tu correo!